Sin duda uno de los aspectos más destacados del iPhone X es el Face ID, esa cámara frontal que es capaz de capturar nuestra cara en 3D, para que nadie más pueda desbloquear el teléfono salvo nosotros. Apple no sólo está viendo como poco a poco algunos móviles Android van a copiar esta tecnología, sino que les va a dar más razones a esos fabricantes para que lo sigan haciendo. Sobre todo si tenemos en cuenta el siguiente paso que va a dar la tecnología de Apple en la siguiente generación de Face ID.

Un Face ID aún más avanzado

La idea de Apple es la de dotar al Face ID de una mayor seguridad, ahora que se ha comprobado que es un elemento muy bien recibido por los usuarios de su terminal más potente. Una vez más es una patente la que nos permite conocer una futura función de un elemento tan interesante como el Face ID. Una patente del año 2015, justo la fecha en que según Apple comenzaron a trabajar en un sistema de desbloqueo facial que dio como resultado a este cocido Face ID.

El Face ID de Apple se ha convertido en uno de los elementos más destacados del iPhone X

La nueva tecnología, que como decimos ya habría sido concebida hace tres años, consiste en enviar pulsos mediante luz infrarroja a nuestro rostro, y así recolectar información acerca de la luz que se refleja en las venas de nuestra cara. Esto quiere decir que al patrón 3D que se haría de nuestra cara, también se uniría otro con el “mapa” de las venas de nuestra cara. De esta forma la seguridad del Face ID se duplicaría añadiendo otra capa.

De esta forma contaríamos con un Face ID aún más preciso a la hora de reconocer al usuario del iPhone. Sobre todo porque es evidente que con este sistema, ya no sería posible engañar al Face ID como hemos visto últimamente, con poner una careta en 3D simulando el rostro del propietario. De esta forma haría también falta replicar las venas del rostro, algo que ya sería imposible para el común de los mortales. Se desconoce cuándo se llevará esta tecnología a los nuevos iPhone, pero es evidente que la patente desvela que ahí está, en desarrollo desde hace a tres años. Así que lo más probable es que pueda llegar ya en 2019, aunque tampoco podemos poner la mano en el fuego, os iremos contando de todo lo que nos enteremos.



Fuente:
Cinco Días

Compartir

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.