Acostumbrado a mensajes concisos desde su propio «muro», el padre de Facebook, Mark Zuckerberg, ha aprovechado esta vez su cuenta para lanzar un largo alegato sobre los esfuerzos de la compañía para combatir los intentos por interferir en las elecciones de diversos países del mundo y, de paso, detallar cómo han sido algunos de los últimos ataques detectados y neutralizados.

En su largo escrito, Mark Zuckerberg explica que su compañía ha identificado y eliminado cuentas falsas antes de las elecciones en Francia, Alemania, Alabama, México y Brasil, y que ha detectado y neutralizado campañas de influencia extranjera de Rusia e Irán que intentaron interferir, entre otros lugares, en EE. UU., Reino Unido y Oriente Medio.

En diversas citas electorales, de Estados Unidos a México, pasando por Alemania, se ha combatido “de forma estrecha” con los gobiernos para combatir la desinformación, y se han fijado nuevas reglas publicitarias para que los anunciantes sean responsables de lo que publican.

Pero el propio CEO de Facebook admite que los enemigos son poderosos y sofisticados. “No se darán por vencidos, y seguirán evolucionando. Necesitamos mejorar constantemente e ir un paso delante de ellos -escribe Zuckerberg-. Esto requerirá una gran inversión continua en seguridad por nuestra parte, además de una estrecha cooperación con los gobiernos, la industria tecnológica y los expertos en seguridad, puesto que ninguna institución puede resolver este problema por sí misma”.

Según explica el directivo en su comunicado, las prioridades en esta lucha para los próximos meses serán intensificar la búsqueda y supresión de cuentas falsas, tanto en el ámbito electoral como fuera de él, recurriendo en gran medida a los avances en el aprendizaje automático.

El punto de partida es esperanzador para la compañía. “En total, entre los pasados octubre y marzo hemos eliminado más de mil millones de cuentas falsas, la gran mayoría en cuestión de minutos desde que se crearon y antes de que pudieran causar algún daño”.

Zuckerberg define este pulso continuo como una “carrera armamentista” en la que los ciberdelincuentes utilizan potentes ordenadores para “crear cuentas falsas a granel”, lo que entre otras cosas ha llevado a la empresa a pasar de contar con 10.000 expertos en ciberseguridad a 20.000, justo el doble. “Y aunque estamos mejorando rápidamente nuestra capacidad para detectar y bloquear estos ataques, todavía es muy difícil identificar a los actores más sofisticados que construyen sus redes de forma manual”, admite Zuckerberg.

Entre las acciones a las que se ha hecho frente, se desmontó una red de más de 270 páginas y cuentas rusas, así como una red basada en Irán -incluidos medios patrocinados por el Gobierno iraní- con enlaces a medios estatales iraníes que han estado tratando de difundir propaganda en los EE. UU., Reino Unido y Oriente Medio.

La más reciente actuación ha sido la desarticulación de una red de cuentas en Brasil que ocultaba su identidad y difundía información errónea sobre las elecciones presidenciales del país en octubre, así como un intento de grupos de militares de Myanmar por difundir sus mensajes.

Como reconoce Zuckerberg, el problema en estos casos es que las tácticas de difusión respetan las propias condiciones de publicación de la página -lanzando en ocasiones mensajes a favor y en contra, como el caso de un debate en torno a la inmigración-, lo que complica la actuación defensiva.

Para concluir, el CEO de Facebook defiende que desde 2016 su compañía ha “aprendido mucho” para desarrollar los medios para evitar interferencias electorales a través de su plataforma.

“A medida que evolucionamos, nuestros adversarios también evolucionan. Todos debemos continuar mejorando y trabajando juntos para seguir adelante y proteger nuestra democracia”, añade.



Fuente: La Razón

Compartir

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.