La compañía especializada en el negocio de comida a domicilio Just Eat ha anunciado este jueves que ha recibido el visto bueno definitivo para la adquisición de su rival Hungryhouse por parte de la Autoridad de Mercados y Competencia británica (CMA, por sus siglas en inglés), después de que se hubiera retrasado debido a una investigación en profundidad de competencia.

De esta forma, la CMA ha concluido que esta adquisición no presenta un problema de competencia debido a la aparición de otros rivales fuertes como Deliveroo, UberEats o Amazon. Al mismo tiempo, ha considerado que resulta positiva para Hungryhouse, la cual es una compañía más pequeña y eso le lleva a tener más problemas para atraer a nuevos clientes.

El presidente interino de Just Eat, Andrew Griffith, dijo que la combinación de ambas empresas, en un acuerdo valorado en 240 millones de libras (269 millones de euros), permitirá ofrecer más beneficios a los restaurantes, al tiempo que brindará la posibilidad de mejorar el propio servicio y ampliar las opciones que ofrecen a sus clientes.

«Esperábamos esta decisión dados los resultados provisionales favorables publicados por la CMA en octubre», señala Just Eat en un comunicado. Está previsto que la operación se complete el próximo 31 de enero de 2018.

Fuente: El Economista

Compartir

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.