El 4 de julio del 2017 un famoso mercado de productos ilegales on line, llamado AlphaBay Market, cerró repentinamente. A través de él era posible adquirir una gran cantidad de drogas, así como documentos de identidad robados, falsificaciones, herramientas de piratería informática e, incluso, armas de fuego.

La caída repentina del por entonces mercado criminal más grande de Tor, una de las principales redes de anonimato de internet, dio pie a diversas especulaciones. Finalmente, a finales del mismo mes, el Departamento de Justicia de EEUU y Europol anunciaron mediante sendos comunicados que una operación internacional había sido la causa de la caída del todopoderoso AlphaBay Market.

Su presunto creador, Alexandre Cazes, un joven ciudadano canadiense residente en Tailandia, fue arrestado por las autoridades tailandesas y presuntamente se suicidó el pasado 12 de julio, mientras se encontraba detenido en una cárcel de Bangkok.

Pero, ¿por qué un sitio web que permitía la compraventa de productos ilegales no había sido desactivado antes, teniendo en cuenta que se fundó en el 2014? La respuesta es que los mercados criminales on line, conocidos como darknet markets criptomercados, operan a través de redes de anonimato o darknets como Tor, lo que les otorga un fuerte anonimato y dificulta la actuación de las fuerzas de seguridad de los estados. Como menciona el comunicado del Departamento de Justicia de EEUU, AlphaBay Market utilizaba la red Tor “para ocultar las ubicaciones de sus servidores”, además de “las identidades de sus administradores, moderadores y usuarios”, lo que proporcionaba “una vía para que los delincuentes realizaran negocios de forma anónima y sin repercusiones”.

Tal era su complejidad que la operación internacional que terminó con su cierre involucró a siete países: Estados Unidos, Tailandia, Holanda, Lituania, Canadá, Reino Unido y Francia, así como a Europol, la agencia encargada de velar por el cumplimiento de la ley en la Unión Europea.

La red Tor y su relación con los criptomercados

La red Tor tiene por objetivo proteger la identidad de los usuarios que navegan a través de ella. Además, por sus características es muy útil para sortear la censura impuesta por algunos gobiernos en el uso de internet. Una organización sin ánimo de lucro, The Tor Project, se ocupa de mantener y desarrollar el software que permite el uso de esta red, utilizada por más de dos millones de usuarios, según estimaciones de la propia organización.

Pero, ¿cómo funciona exactamente la red Tor? Cuando un usuario utiliza internet de manera convencional, deja diferentes rastros cada vez que se conecta a un servidor, como su dirección IP, que puede servir para determinar su ubicación, el idioma configurado de su navegador o el nombre de su proveedor de servicios de internet (ISP). Gracias a toda esa información, es posible precisar su identidad. Sin embargo, la red Tor evita que el usuario deje estos rastros durante su navegación, o bien los manipula.

Para ello, Tor utiliza una serie de nodos con los que enmascara las conexiones entre los usuarios-cliente y los servidores de destino. Estos nodos son operados por voluntarios que posibilitan el modelo de funcionamiento de esta red. Cualquier persona puede configurar su equipo como un nodo -punto de intersección, conexión o unión- de la red Tor. Actualmente, existen alrededor de 6.000 nodos distribuidos a lo largo de todo el globo.

Protocolos de cifrado adicionales

Además, y con el fin de disminuir las posibilidades de que un atacante acceda a los datos que se están transmitiendo a través de la red Tor, se añade por defecto una capa de encriptación para cada uno de los nodos, aunque The Tor Project recomienda utilizar protocolos de cifrado adicionales para garantizar el cifrado de extremo a extremo de los datos. Por ejemplo, mediante conexiones https.

Una de las maneras más sencillas de navegar a través de la red Tor es utilizar un navegador especial llamado Tor Browser. Se trata de una versión modificada de Firefox preparada para proteger al máximo la privacidad del usuario. A pesar de que es posible surcar la red Tor por medio de otros navegadores, no es recomendable, ya que estos pueden presentar fallos graves que filtren datos que permitan llegar hasta el usuario que se encuentra detrás de la pantalla.

La red Tor no solamente permite anonimizar a los usuarios que se conectan a servidores convencionales, sino que también tiene la capacidad de enrutar hacia servicios ocultos internos de su propia red. Es decir, a grandes rasgos, la red Tor puede blindar un sitio web y dificultar su localización a las fuerzas del orden. Por ello los criptomercados se alojan en esta red.

Funcionamiento complejo

Este tipo de webs ocultas se caracterizan por su peculiar dominio de nivel superior, .onion, por lo que se les conoce como “servicios onion” y, antiguamente, como “servicios ocultos”. Su funcionamiento técnico es complejo. La red Tor evita conexiones directas entre el cliente y el servidor onion para prevenir la identificación de ambas partes, utilizando para ello circuitos de Tor compuestos por, habitualmente, seis saltos, en los que están implicados los nodos operados por voluntarios.

Actualmente existen en torno a 120.000 servicios onion y, aunque no todos están dedicados a actividades ilegales, la protección de la identidad ha atraído a delincuentes hacia esta red de anonimato, creando auténticos supermercados de la droga on line. Uno de estos criptomercados es Dream Market, que fue fundado en el año 2013 y todavía está disponible, ofreciendo drogas o falsificaciones.

El pago, en criptomonedas

¿Cómo se realizan los pagos en estos criptomercados? Por norma general, a través de criptomonedas como los bitcoins, los moneros o los ethers, debido a que estos métodos de pago otorgan un gran anonimato: es complicado vincular una transacción a una persona en concreto. La finalidad última de este comercio criminal es que tanto compradores como vendedores exploten el anonimato que brinda la red Tor para sus actividades delictivas.

Por la propia filosofía y funcionamiento de Tor, es complicado cuantificar cuántos mercados de este tipo existen, pero ha sido un fenómeno estudiado por algunos organismos y agencias, como el Observatorio Europeo de las Drogas y las Toxicomanías (OEDT), que ya advirtió en un informe del 2017 de que “en los últimos diez años se han desarrollado mercados on line […] que coexisten con el mercado de drogas físico”, y estimó que las ventas de drogas están “detrás de más del 90% de los ingresos económicos totales de los mercados mundiales” de las redes de anonimato como Tor.

Respecto a la procedencia de las mismas, el OEDT estableció que “casi la mitad (46%) provienen de “proveedores de Europa”, siendo los principales países de origen, ordenados por volumen de ventas, “Alemania, Holanda y Reino Unido, en los que gran parte de los ingresos procedían de ventas de estimulantes, en particular MDMA y cocaína“.

   

   

      

Sigue a Extra en Facebook

     

              

              

               

   



Fuente: El Periodico

Compartir

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.