Llevaban unas semanas de pruebas pero el Cora está ya listo para ser mostrado al mundo. Larry Page, quien junto a Sergei Brin se embargó en la creación de Google hace 20 años, tiene también una serie de empresas paralelas y una de ellas es Kitty Hawk.

Con ella ha creado el Cora, un coche volador, o mejor dicho, un taxi volador que parece que abre la puerta del futuro y de una nueva era del transporte. La peculiaridad de este artefacto, que en las fotos puede parecer una avioneta, es que está más cerca de un drone que de una Cesna. Tiene 12 hélices que le permiten despegar en vertical y puede alcanzar velocidades de 150 kilómetros por hora.

Impulsado por un motor eléctrico, según la compañía. “tiene el potencial de transformar espacios como techos de edificios y estacionamientos en lugares cercanos para despegar”. El Cora está diseñado para ser un vehículo de transporte de viajeros, suponemos que de momento muy adinerados, y se parece poco al anterior prototipo de la compañía, el Flyer, en honor al avión de los hermanos Wright. 

Habrá que ver como se desarrolla el producto, que empezará a hacer ya sus pruebas a plena luz del día para buscar una licencia de las autoridades de control aéreo, y si con esto empezamos a ver cómo proliferan los vehiculos aéreos además de los autónomos. Sin duda, se abre una nueva era en el transporte en todos los sentidos.



Fuente:
Cinco Días

Compartir

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.